¡Enhorabuena!

¡Música! ¡Confeti! ¡Fuegos artificiales!

No, no te has confundido de página ni yo me he vuelto loca…

Es que quiero felicitarte realmente.

Si estás aquí es porque estás dándole vueltas a la idea de rediseñar tu web. Y eso es una buena noticia para ti.

Porque significa que tu negocio ha crecido, se ha consolidado y te aporta cada vez más clientes y beneficios. Significa que lo que has hecho hasta ahora ha salido bien. Y a partir de ahora las cosas irán todavía mejor.

¿Todavía me dirás que no hay nada que celebrar?

«Marina, ¡estás alucinando! En todo caso celebraré el éxito de mi negocio invitando a mi pareja a cenar o enviando un detalle a mis clientes. De lo que estoy seguro es de que diseñar una nueva web no es mi plan ideal de celebración…»

Te entiendo. Seguramente tu historia se parece a esto:

  • Hasta ahora, tú mismo has diseñado tus webs sin ningún tipo de acompañamiento y has acabado harto de plugins, plantillas y dominios. No entendías nada, así que terminabas las webs a correprisa para quitarte el marrón de encima lo antes posible.
  • Has encargado tus webs a otras personas… pero siempre ha sido una odisea. No entendían lo que querías y tardaban una eternidad en responder tus mails y resolver tus dudas. El proceso se hizo interminable, y una vez entregada la web… si te he visto no me acuerdo. Si la web te da algún problema, búscate la vida.

Tanto si tú mismo has diseñado tus web como si las has encargado a una tercera persona, el resultado siempre ha sido el mismo: estrés y frustración.

Y sobre todo, cero ganas de rediseñar tu web. Has atrasado al máximo el momento de contactar con un diseñador profesional… hasta que no has podido postergarlo más.

Hasta hoy.

Qué casualidad que hoy también sea el día en que descubres que diseñar una web no tiene por qué ser traumático ni desesperante.

Diseñar una web puede ser una experiencia positiva y divertida que compartes con amigos de confianza y en la que se respira tranquilidad y buen rollo.

Incluso podría ser una fiesta, una fiesta en la que recibes un regalo: una web diseñada a medida para tu negocio. Porque si tu negocio es único, tu web también debería serlo.

Mis clientes

te lo cuentan

«Antes de trabajar con Marina, teníamos unos informáticos que nos cobraban por absolutamente todo sin resultados y que tardaban muchísimo tiempo en responder y resolver los problemas o dudas que nos surgían. Además la web que teníamos no nos daba nada de autonomía y tampoco estaba diseñada desde el punto de vista estratégico ni de márketing.

Pero desde que conocimos a Marina todo esto ha cambiado. Ahora tenemos una web mucho más bonita, con un diseño enfocado a la venta y más fácil de usar tanto por mí como por los clientes que navegan por ella. Tengo total autonomía para gestionarla y eso me ha facilitado mucho las cosas.

Además, hemos notado como ha mejorado la posición de nuestro negocio y han aumentado las ventas.

La verdad es que he quedado muy contenta con el trabajo de Marina y con el trato que nos ha dado. Eres una buena profesional, a nivel técnico y a nivel humano. Has dado respuesta a todas nuestras necesidades de manera ágil y rápida; y posteriormente has resulto las dudas que teníamos súper rápido. Además eres una persona muy agradable. ¡La recomiendo totalmente!»

Núria Tarifa – Psicóloga en centregrat.com

Ahora sí,

¿lo celebramos juntos?

Siempre me ha obsesionado que una web comunique el valor de un negocio y del profesional que hay detrás. Y eso no se consigue con plantillas prediseñadas, ni con fórmulas mágicas, ni con ese marketing de corta-pega que te garantiza el éxito absoluto.

Nada de eso da como resultado una web de la que te puedas sentir orgulloso y que esté a la altura de tu negocio. De hecho, el resultado es todo lo contrario: webs que son calcos las unas de las otras, sin gracia ni personalidad.

En los últimos 7 años he diseñado más de 100 webs y te aseguro que cada una de ellas es única y especial.

¿Cómo lo he hecho?

  • Cuidando cada detalle para que grite a todo volumen lo que hace único a tu negocio.
  • Comunicándome en todo momento contigo para entender qué quieres y qué necesita tu web en este punto de tu negocio.
  • Enseñándote a entender tu web desde dentro para que la manejes con total autonomía. Tu web siempre será tuya: ¡en ella mandas tú!
  • Poniendo a tu servicio todo mi arsenal de creatividad. Recuerda que soy multipotencial… ¡mis talentos van mucho más allá del diseño web! 😉

Lo que siempre

me acompaña

icono-ordenador-marina-rodrigo-3
wordpress

¿Sabías que más del 25% de las webs están hechas con WordPress? El gestor de contenidos por excelencia me permite crear todo tipo de páginas.

En cuanto descubras lo sencillo que es utilizarlo, gestionar tu web se convertirá en una de las tareas que más disfrutarás.

icono-ordenador-marina-rodrigo-2
diseño estratégico

Si una web bonita ya atrae clientes, imagínate si además está orientada a cumplir los objetivos de tu negocio.

Diseño tu web estratégicamente para cumplir tus próximas metas.

icono-ordenador-carmen-m-rodrigo
responsive

Tu negocio está cada vez más a la vista: ordenadores, tablets, móviles…

Adapto el diseño de tu web a cada dispositivo para que tu cliente te encuentre allá donde navegue.

Mira lo que

dicen de mí

«Para mí Marina ha sido la pieza fundamental en el relanzamiento de mi negocio. Tenía una web bien estructurada pero con la que no me sentía identificada. Le faltaba personalidad y visualmente me recordaba al resto porque no destacaba por nada. Marina ha sabido captar mi idea desde el principio y bajar al terreno cada uno de mis pensamientos e intenciones. El diseño ahora está muy cuidado y me identifico con él al 100%. Mi posicionamiento como marca a mejorado y eso se ve reflejado en la calidad de mis ventas.

Trabajar con ella siempre es un acierto porque se entrega en cuerpo y alma a tu proyecto. Te mantiene al tanto de cualquier cambio o modificación y la relación con ella es constante. Así que si estás buscando una diseñadora comprometida y eficaz, Marina es tu chica.»

Beatriz Moure – Especialista en Email Marketing en beatrizmoure.com

¿Qué es para ti

el éxito?

Como tú, yo he creado mi propio negocio. Y te aseguro que he invertido muchas horas en hacerlo crecer para llegar al punto en que estoy hoy, disfrutando de un trabajo a mi medida.

Durante el camino he asistido a cursos, he acudido a congresos y encuentros de emprendedores y he leído y me he formado sobre mil temas.

Todo ese recorrido me ha enseñado lo que quiero para mi negocio, pero también lo que ya no quiero: las fórmulas manidas de marketing que te garantizan el éxito. Y yo me pregunto… ¿acaso existe una sola clase de éxito?

Yo busco el éxito cada día, pero es mi éxito personal e intransferible. Y para ti el éxito será otra cosa.

Una web diseñada a tu medida puede ayudarte a conseguir tu idea de éxito. Pero ni yo ni nadie podemos garantizar que eso ocurra.

Lo que sí puedo garantizarte al trabajar conmigo es esto:

  • Implicación: trabajaré en tu negocio como si fuera el mío. Cuidaré de él y me responsabilizaré de que tu web quede todavía mejor de lo que la imaginas.
  • Honestidad: si algo no es viable, te lo diré. Si me haces una sugerencia y debo admitir que es mejor que mi propuesta, tranquilo, que el orgullo no me impedirá admitirlo. Honestidad ante todo: ¡el objetivo es que tu web quede hecha un pincel!
  • Confianza: si hay una palabra que se repite en las bocas de mis clientes, es ésta. Yo me ocupo del diseño de tu web para que tú te despreocupes. ¡Ah!, también dicen que soy resolutiva, así que si hay algún fuego lo apagaré incluso antes de que te enteres 😉

¿Quieres que

trabajemos juntos?

1 Formulario
previo

Te haré algunas preguntas sencillas sobre tu negocio. Revisaré tus respuestas con cariño y las primeras ideas comenzarán a aflorar.

2 Reunión
por videollamada

Para conocernos, resolver dudas y explorar posibilidades. ¡Y comprobar si hay feeling, claro! Vamos a pasar mucho tiempo juntos, así que quiero que te sientas a gusto conmigo.

3 Entrega
de materiales

Antes de diseñar tu web te pediré la imagen corporativa, los textos de la web y algunas fotos. Serán las piezas que me ayudarán a montar el puzzle.

4 Primeras
propuestas

¡Empieza el montaje! Te enviaré ejemplos de diseño para ajustarlo a tus gustos y expectativas.

5 Diseño
página por página

Serás el testigo principal del proceso de diseño, porque yo iré compartiendo contigo cada detalle.

6 Ajustes
y dudas

¡La web está casi lista! Sólo falta que la revises y me indiques qué te gustaría modificar. Un solo paso más… ¡y lo tenemos!

7 Tutoría
y formación

Una vez acabado el diseño, nos veremos por Skype para explicarte cómo gestionar tu web y resolver cualquier duda que haya quedado en el tintero.

8 ¿Y ahora
qué?

Ya sabes gestionar tu web, pero si en cualquier momento me necesitas para ampliarla o modificar algún detalle, ¡allí estaré!

Entonces, ¿celebramos el crecimiento de tu negocio con una nueva web?